Nuevo Obispo nombrado por el Papa para Tumaco

El Papa Francisco ha nombrado el 18 de marzo Obispo de la Diócesis de Tumaco al presbítero Orlando Olave, sacerdote de la Diócesis de Barrancabermeja. Felicicitamos el nombramiento y en oración pedimos por su feliz trabajo al servicio del pueblo de Tumaco y los nueve municipios que son atendidos por la Diócesis. Tumaco necesitaba un Obispo tras casi dos años desde la renuncia por motivos de edad de Mons. Gustavo Girón Higuita.

La Iglesia tiene un papel fundamental en este momento histórico que vive el país en su tránsito hacia la paz y auguramos nuestros mejores deseos para el trabajo que será desempeñado por Orlando Olave que será ordenado tras la Semana Santa.

Nos permimtimos citar las bellas palabras que el 16 de septiembre del 2016 el Papa Francisco dirigió a los obispos, pidiendo que fueran “capaces de acompañar”.

“Y aquí –observó el Santo Padre- estoy obligado a llevaros otra vez al camino de Jericó para  contemplar el corazón del samaritano que  se abre… tocado por la misericordia frente a aquel hombre, sin nombre, caído en manos de los ladrones. Primero fue este dejarse desgarrar por la visión del herido, medio muerto, y después llega esa serie impresionante de verbos que todos conocéis…Verbos con los que se conjuga la misericordia. Hacer pastoral la misericordia es esto precisamente: conjugarla en verbos, hacerla palpable y operativa. Los hombres necesitan de la misericordia…Están fascinados por su capacidad de detenerse, cuando tantos pasan de largo; de inclinarse, cuando un reumatismo del alma impide la flexión; de tocar la carne  herida cuando hay una preferencia por todo lo que es aséptico”.

“Me quiero centrar en uno de los verbos conjugados por el  samaritano. El acompaña a la posada al hombre que se encontró por  casualidad, se hace cargo de su destino. Se interesa por su recuperación y su futuro. No le basta lo que había hecho ya…Sed obispos con el corazón herido por una misericordia como aquella y, por lo tanto, incansables en la humilde tarea de acompañar al hombre que “por casualidad” Dios ha puesto en vuestro camino.”

 

Leave a Reply