Encuentro con lugares de memoria de América Latina

 

Latinoamérica por la Verdad

Más de 60 lugares de memoria de 12 países del continente se dieron cita el mes de octubre del 2018 en Colombia, para apuntalar el trabajo que ha empezado a realizar la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (CEV). La Casa de la Memoria de Tumaco fue parte activa de la organización de dicho encuentro.

 

El Encuentro Internacional “Latinoamérica por la Verdad” se llevó a cabo en San Carlos, Antioquia, los días 2 a 5 de octubre. Representantes de la Red Colombiana de Lugares de Memoria (RCLM) y de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños (RESLAC), en un acto público de reconocimiento a la CEV y a la integralidad del Sistema Integral de Verdad, Justicia y garantías de No Repetición, manifestaron su disposición de apoyo y entregaron recomendaciones.

El Encuentro se llevó a cabo en el Centro de Acercamiento para la Reconciliación – CARE,  espacio de memoria tomado por la comunidad desde el 2008, en el que funcionaba el lujoso hotel Punchiná que, ubicado a tan solo cuatro cuadras de la estación de policía, fue usado por narcotraficantes y paramilitares para secuestrar, torturar y asesinar a personas.

Allí, en la Casa Madre, tal y como la bautizó Pastora Mira, víctima del conflicto y quien ha liderado diversos procesos de memoria en San Carlos, se reunieron representantes de lugares de memoria ubicados en Argentina, Brasil, Chile, El Salvador, Guatemala, Haití, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Colombia, que intercambiaron experiencias sobre la forma en que al menos diez comisiones de verdad latinoamericanas, previas a la colombiana, organizaron los espacios de toma de testimonios, audiencias públicas, temáticas y territoriales, así como las formas de participación de las víctimas y sus organizaciones en las etapas previas, durante el despliegue de las comisiones y después, en el seguimiento a sus recomendaciones.

El encuentro fue también la ocasión para compartir los procesos que, previos a la CEV, han llevado a cabo los lugares que hacen parte de la Red Colombiana para contar la verdad, desarrollar procesos de resistencia y de reconstrucción del tejido social, aún en medio del conflicto. Esta experiencia fue destacada por los asistentes internacionales como única en la región, afirmando que constituye un aporte particular y valioso para el proceso de paz en marcha, que debe ser tomada en cuenta por la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad.

En  países latinoamericanos que han sufrido dictaduras, gobiernos militares, conflictos armados o democracias con esquemas graves de impunidad, en los que se han cometido graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, las comisiones de verdad han dado realce a la voz de las víctimas para poder contar lo sucedido al país, construyendo relatos de verdad que permiten explicar los hechos y sentar las bases para la no repetición.

Tras las comisiones de la verdad, también surgieron en Latinoamérica una serie de lugares de memoria que trabajan por la verdad, justicia, reparación y no repetición. Estos lugares se han  expandido geográfica y numéricamente en la región y dibujan un mapa muy heterogéneo que incluye sitios históricos, museos, memoriales, monumentos, placas, archivos orales y documentales; así como prácticas como la preservación y difusión de documentos y archivos,  actos de reconocimiento y conmemoraciones, trabajos educativos y de investigación, por mencionar sólo algunos. En torno de estos lugares se construyen memorias sociales y comunitarias, culturales y ancestrales, junto con ejercicios pedagógicos y artísticos.

Pero en Colombia los lugares de memoria han nacido antes de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad y muchos de ellos en periodos particularmente duros del conflicto armado:  “en los momentos más oscuros” como dice Soraya Bayuelo, de Montes de María; cuando “no queríamos que el miedo nos encerrara y acabara con nuestras tradiciones, por eso mantuvimos el festival de gaitas en San Jacinto” afirma Jairo Quiroz, “para contar la historia desde la voz de nuestros mayores” dice Juan Carlos de la Chorrera, Amazonas, o “para pintar con colores e imágenes los muros en los que antes dejaban sus amenazas los grupos armados” dice Joselo y todo un colectivo de jóvenes que trabajan por la memoria en San Carlos.

Esta rica conjunción de experiencias, de miradas latinoamericanas sobre el esclarecimiento de la verdad, el reconocimiento de lo que ha sucedido, de la organización de las víctimas como sujetos políticos, de los distintos procesos de reconciliación y de justicia, fue compartida en mesas de intercambio entre representantes de doce países. De esta manera, la RESLAC, integrada a su vez por la Red Colombiana, construyó y entregó un documento con recomendaciones iniciales que fueron entregadas al Presidente de la CEV,  Francisco de Roux, a las comisionadas Lucía González y Ángela Salazar y al comisionado Saúl Franco, quienes asistieron en representación de la Comisión. Asimismo, a Liz Arévalo y Lilian Franco de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.

Las recomendaciones dadas por la RESLAC tienen la intención de “Aportar al mandato de la Comisión relativo a recuperar las experiencias de memoria, resiliencia y resistencia en los territorios, entendiéndolas como una herramienta de construcción social para la Paz”.

En ese sentido, demandan la necesidad de reconocer a los lugares de memoria colombianos, conformados o legitimados por las víctimas, como actores centrales del proceso de paz y aliados en las tareas que realice la CEV. Asimismo, se plantea a la Comisión que pueda aprovechar la capacidad organizativa de los lugares de memoria, su legitimidad frente a las víctimas, así como su incidencia en el territorio, conocimiento de las realidades locales y articulación con organizaciones y actores. La RESLAC considera que los lugares de memoria deberán tener participación plena en las instancias de consulta y definiciones sobre la puesta en marcha y el seguimiento a las labores de la Comisión.

 

 

Por su parte, cada uno de los nodos que integran la Red Colombiana de Lugares de Memoria: Caribe, Pacífico, Antioquia y Sur Oriente, presentaron sus recomendaciones desde sus experiencias en los territorios sobre cómo debe ser la recolección de testimonios, las audiencias públicas, territoriales, temáticas y los actos de reconocimiento de los victimarios, teniendo en cuenta los diferentes lenguajes, las condiciones de género, étnicas, territoriales, espirituales y de seguridad en las regiones.

La presentación de estas recomendaciones se dio en medio de cantos, alabaos, representaciones teatrales de comunidades negras, campesinas y urbanas. Allí también estuvieron los ritos y ceremonias realizadas por indígenas de Chiapas, en México, de la Sierra Nevada de Santa Martha y la Chorrera, en el Amazonas. Ritos y cantos que recordaron a los asistentes que al reconstruir la verdad no es posible olvidar el daño sufrido por la Madre Tierra, de la que todos somos hijos.

El  Encuentro “Latinoamérica por la Verdad” hizo visible y fortaleció la solidaridad de una América Latina que comparte dolores, pero también capacidades, cantos, rituales, investigaciones y saberes para contarle a aquellos que niegan las graves violaciones a los derechos humanos cometidas o a los que aún permanecen indiferentes, que lo sucedido no se puede volver a repetir, que las comunidades tienen derecho a conocer la verdad y a ver crecer en Paz a las nuevas generaciones.

Puede ver aquí una nota audiovisual sobre el encuentro

 

Miembros de la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños –RESLAC

de la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia

 

Archivo Provincial de la Memoria – Argentina

Centro Cultural por la Memoria de Trelew – Argentina

Comisión de Homenaje a las Víctimas de los CCD Vesubio y Protobanco – Argentina

Museo de la Memoria de Rosario – Argentina

Parque de la Memoria – Argentina

Memoria Abierta – Argentina

Casa do Povo – Brasil

Museo de la Inmigración– Brasil

Memorial de la Resistencia – Pinacoteca del Estado de San Pablo – Brasil

Núcleo de Preservación de la Memoria Política – Brasil

Memorial Paine: Un lugar para la memoria – Chile

Museo de la Memoria y los Derechos Humanos – Chile

Estadio Nacional – Chile

Comité de Derechos Humanos Nido Veinte – Chile

Casa Memoria José Domingo Cañas – Fundación 1367 – Chile

Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi – Chile

Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad – Chile

Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas -F.A.S.I.C- Chile

Centro de Memoria, Paz y Reconciliación – Colombia

Centro Nacional de Memoria Histórica – Colombia

Museo Casa Memoria de Medellín – Colombia

Red Colombiana de Lugares de Memoria (24 de origen en las comunidades* y 3 estatales)

Museo de la Palabra y la Imagen – El Salvador

Instituto Internacional de Aprendizaje para la Reconciliación Social -IIARS- Guatemala

Memorial para la Concordia – Guatemala

Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos -CALDH- Guatemala

Dévoir de Memoire – Haití

Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas – México

Sociedad Civil Las Abejas – México

Centro de Investigaciones Históricas de los Movimientos Sociales – México

Museo de las Memorias: Dictaduras y Derechos Humanos – Paraguay

Dirección de Verdad, Justicia y Reparación – Defensoría del Pueblo – Paraguay

Asociación Paz y Esperanza – Perú

Movimiento Ciudadano Para Que No Se Repita – Perú

Asociación Caminos de la Memoria – Perú

Memorial de la Resistencia Dominicana – R. Dominicana

Centro Cultural Museo de la Memoria – MUME – Uruguay

Fundación Zelmar Michelini – Uruguay

Proyecto de Memoria Histórica (HMP) – Sede EEUU

Secretariado de la Coalición Internacional de Sitios de Conciencia

 

 

* Miembros de la Red Colombiana de Lugares de Memoria – RCLM

 

Museo Itinerante de la Memoria y la Identidad de los Montes de María – Bolívar

Quiosco de la Memoria de Las Brisas – San Juan de Nepomuseno, Bolívar

Casa de Memoria de El Salado – Carmen de Bolívar

Museo Comunitario de San Jacinto – Bolívar

Centro Integral de Formación y Fortalecimiento Espiritual y Cultural Wiwa (CIFFEC) –

Centro de Memoria del Conflicto de Valledupar

Capilla de la Memoria de Fundescodes – Buenaventura

Casa de las Mujeres de Triana – Buenaventura

Casa de la Memoria de la Costa Nariñense – Tumaco

Parque Monumento de Trujillo, AFAVIT

Galería de la Memoria Tiberio Fernández Mafla – Cali

Fundación Guagua – Cali

Memorias del Atrato – Bellavista, Bojayá

La Piedra de San Lorenzo – Nariño

Movice Capitulo Valle

Centro de Acercamiento para la Reconciliación (CARE) – San Carlos, Antioquia

Salón del Núnca Más – Granada, Antioquia

Centro Comunitario Remanso de Paz – Pueblo Bello, Antioquia

Rutas de Peregrinaje de la Memoria – El Castillo, Meta

Proceso de Construcción Social del Lugar de Memoria del Departamento del Meta

Museo de Caquetá

Bosque de la Memoria de MUVIDAVI, Cartagena del Chairá – Caquetá

Museo de la Memoria Histórica Tras la Huellas del Placer – Putumayo

Colectivo Fals Borda

Casa de la Memoria Viva de los Hijos del Tabaco, Coca y Yuca Dulce – La Chorrera, Amazonas

Casa Museo de la Memoria de Medellín

Centro de Memoria, Paz y Reconciliación – Bogotá

 

 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.